Hyundai presenta el Soapbox Ride

Los ingenieros de Hyundai están muy atareados en este momento ya que tienen varios frentes abiertos. Los i20 e i30 N ultiman su puesta a punto, pero no son los únicos ya que una nueva generación del Tucson también se prepara y qué decir del 45, es decir, su primer compacto eléctrico creado desde cero. Sin embargo, entre todos estos proyectos hay hueco para otro más, uno muy singular que trae consigo la llegada de un automóvil totalmente diferente… ¡sin motor!

Efectivamente, se trata del Soapbox Ride, o dicho de otro modo, un vehículo de inercia que ha sido desarrollado por el Hyundai Design Center Europe con la intención de promover el tiempo de calidad para los clientes, familiares y amigos pues la propia marca ha puesto a disposición de cualquier interesado un video para visualizar las instrucciones de montaje y así poder construir este ejemplar en casa.

Por ello, sus creadores han optado por utilizar materiales asequibles y fácilmente disponibles“En los últimos meses, pasar tiempo juntos como familia se ha vuelto más valioso para las personas. Queríamos crear un proyecto divertido que ofreciera a las familias y amigos un proyecto agradable que los uniera. Por supuesto, Hyundai Soapbox tenía que ser asequible, por lo que nuestros diseñadores lo desarrollaron utilizando materiales que se pueden encontrar fácilmente en una tienda de bricolaje local”, comenta Andreas Christoph-Hofmann, vicepresidente de marketing y producto de Hyundai Motor Europe.

Hyundai Soapbox racer: un coche "asequible" para montar en casa y correr tus propias carreras sin motorHablamos de un vehículo que no utiliza un sistema de propulsión, de manera que la gravedad es la única fuerza que genera movimiento en el vehículo. El modelo luce una silueta suavemente inclinada en un ángulo de 45 grados y dispone de unas ruedas visibles, así como un chasis rebajado para favorecer su dinamismo. Según la firma coreana, el Soapbox Ride está inspirado en el 45 Concept, es decir, el prototipo eléctrico inspirado en el Pony concept de mediados de los 70 que vimos en el Salón de Frankfurt de 2019.

El Soapbox está hecho de madera, varillas metálicas y materiales de conexión como escuadras, abrazaderas y tornillos. Las ruedas son de una carretilla y la dirección se opera mediante unos joysticks, mientras que la frenada funciona mediante un sencillo mecanismo. Aunque el vehículo está construido para el tamaño de un niño, también puede soportar el peso de un adulto.

La carrocería del Hyundai Soapbox Racer puede personalizarse. Este vehículo se ha diseñado como cualquier coche convencional. En primer lugar, el equipo de ingenieros construyó el chasis. Posteriormente, el equipo de diseñadores esbozó posibles ideas, primero en papel y luego con maquetas en 3D. Se les ocurrieron diferentes diseños, eligieron uno y comenzaron a fabricarlo. Por último, otro equipo se dedicó a trabajar en el color y el acabado.

Durante el proceso de construcción, el equipo de diseño de la carrocería se dio cuenta de que su diseño original no era muy factible para ser recreado por la gente. Se trataba de superficies de doble curvatura que habrían sido difíciles de reproducir con herramientas y materiales de construcción normales. “Para evitar que la elaboración de este proyecto fuese extremadamente difícil, tuvimos que darle una vuelta a nuestro primer diseño inicial. Por eso, cuando vimos que el diseño se convertía en algo demasiado complejo, dimos un paso atrás y lo replanteamos de nuevo”, relata Eduardo Ramírez, jefe del equipo de Diseño Exterior de HMETC, así que volvieron a la mesa de dibujo.

Esta vez los diseñadores crearon un modelo a través de bocetos en 2D y doblaron el papel para representar la intersección diagonal de las superficies. Esto dio como resultado un aspecto angular y geométrico.

El color del prototipo es amarillo brillante, destinado a capturar el optimismo y la alegría de la infancia, así como un guiño a uno de los colores de lanzamiento del Hyundai Kona original. Cuando está completamente ensamblado, el Soapbox mide 1,76 metros de largo por 1 de ancho, de forma que las familias pueden transportarlo a diferentes lugares mientras buscan colinas para disfrutar de él. La marca dice que puede encajar en un i30 con carrocería familiar.

Y tranquilos, para las personas menos acostumbradas a lidiar con las tareas de montaje artesanales, Hyundai dará con cada Soapbox racer instrucciones detalladas para su elaboración, aunque al mismo tiempo que anima a los autores a sentirse libres de actualizar y personalizar sus propias versiones según quieran.

Por el momento, se desconoce la fecha en la que el Hyundai Soapbox racer estará disponible, así que como su precio.