¿Un año en blanco? No, eso no podía ser así.

Este fin de semana, gracias a la labor del equipo Arratiko Goitibeherak conseguíamos un cierre de carretera en la localidad Bizkaina de Zeanuri para poder realizar descensos indefinidamente durante tres horas y media.

Al evento, asistimos varios pilotos invitados y pudimos disfrutar de mas de una decena de bajadas sobre el mojado asfalto. A veces, incluso bajo la lluvia. Pero todo ello, no sin antes meternos un “Arroz con Cosas” – como decía nuestro piloto Karlos Xabier Solís – entre pecho y espalda.

Fuimos nueve los invitados que pudimos acudir a la cita, cumpliendo con todos los protocolos Covid-19 para la realización de eventos de deportes de inercia, sirviendo esto como una antesala de lo que seguramente nos esperara la próxima temporada.

Casco, sotocasco y/o mascarillas en todo momento puestas y con unos remontes ordenados evitando acercamientos en los mismos, fuimos una Neumática Gx y una Gravity Bike (En ocasiones sustituida por distintas Goitiberas Sputnik) por parte de la asociación Maldan Behera, dos Drift Trike de la organización de la prueba de Izarra, Los “Golfos” (Skeleton C10) y un Street Luge de la Asociación Jaialdi y los pilotos de Arratiko Goitibeherak que alternaban distintos vehículos pudimos disfrutar de una maravillosa jornada de buen ambiente.

Ojalá el año que viene podamos juntarnos muchas mas veces, con dorsal o sin él, y podamos disfrutar del buen ambiente que hubo el fin de semana en Zeanuri.