Un año sin eventos

Hace exactamente un año que celebrábamos la habitual cena de fin de temporada en Maldan Behera. Una cena con mucho que celebrar tras un exitoso 2019 con la celebración de una prueba de la Copa de Europa por primera vez en España y una temporada con buen balance general.

Allí dábamos las ultimas pinceladas para los nuevos proyectos. Hablábamos de un nuevo campeonato, Euskal Inertzia Kopa, de la C4 que Karlos estaba construyendo y revolucionaria el entorno, de buscar nuevas carreras y de los viajes que haríamos en 2020. El resto, ya lo sabemos.

Tras el confinamiento en el mes de marzo, comenzábamos a suspender y aplazar eventos. El nuevo Freeride de Dima, la prueba local de Legazpi, la nueva de Ormaiztegi y muchos otros Eventos Sputnik. Después, cuando ya se podía organizar eventos, los motivos de suspensión eran otros. Y así, llegamos a noviembre sin ningún evento celebrado y casi lo que más nos fastidia; Sin cena de final de temporada.

¿Pero…sabéis como afecta un parón así a una asociación como la nuestra?

Maldan Behera tiene sus gastos fijos en Dominios, Hosting y otros servicios de la página web, mantenimiento de cuentas bancarias y los seguros contratados para nuestras Sputnik de eventos. Además, hemos aprovechado para reponer algunos materiales como herramientas, cintas de balizamiento, … Gastos cerca de los 1000€. Y eso que no hemos renovado otros materiales aun, tal y como teníamos previsto.

Por suerte, la madera para las nuevas Goitiberas Sputnik ya la habíamos pagado con las cuentas del año pasado y la venta, aunque no tan potente como otros años, nos ha permitido mantenernos sin perdidas. Un autentico logro visto el año en blanco.

No obstante, sabemos que no será fácil volver en 2021. Que aun perderemos varios eventos y pruebas dada la inestabilidad de la pandemia. Y sabemos también que muchos pilotos, por los cuales seguimos trabajando por sacar pruebas adelante, lo dejaran.

Ahora bien, estas son las perdidas de Maldan Behera, pero si tenemos en cuenta las federaciones, las cuales no venden ningún producto y suponemos no han tenido ningún federado este año, ni ingresos de pruebas, pero si los gastos del seguro anual que pueden rondar entre los 1500 y los 6000 €, la perdida para los deportes de inercia en general ha sido enorme, sin contar las pruebas y participantes que se quedaran en el camino.

Por eso, creemos que es el momento, mas que nunca, de unirse todos a una y pelear por un mismo objetivo común: sacar entre todos esta disciplina adelante. Eso, o ser cómplices y dejarla morir.